Caso Samuelito: Elevan causa a juicio oral por homicidio doloso

El juez Amílcar Marecos cambió la caratula del caso de homicidio culposo a doloso y elevó a juicio oral y público el proceso penal contra el automovilista que atropelló y mató al niño Samuelito en Ciudad del Este.

El acusado por el caso Samuelito es Lucas Gabriel González Leiva de 21 años, por la comisión del hecho punible de exposición al peligro del tránsito, daño a cosa de interés común, homicidio doloso y obstrucción al resarcimiento por daños en accidente de tránsito.

Además, el juez decidió rechazar el pedido de nulidad de la prueba toxicológica y otros incidentes planteados por la defensa técnica. En contrapartida admitió en todos los términos la acusación formulada por las fiscales Cinthia Leiva, Luz Guerrero y Alma Zayas.

Sobre el arresto domiciliario, el juez ratificó la vigencia del mismo, por lo que el joven procesado, por el momento no volverá a pisar la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este.

La carpeta de la causa fue remitida a la oficina permanente para la conformación del Tribunal de Sentencia que se encargará del juzgamiento de este caso que conmocionó la zona este del país.

El cambio de calificación se da luego de varias manifestaciones realizadas por los familiares de la víctima, tanto en Ciudad del Este como en Asunción.

El pasado 26 de agosto, el ingeniero Obdulio Moreira de 39 años, padre de Samuelito, falleció luego de sufrir un infarto. El hombre se había dedicado los últimos meses de su vida a reclamar justicia por su “campeón”, informa ABC.

El caso

El 15 de noviembre del año 2020, a las 20:30 aproximadamente, Lucas Gabriel González Leiva se encontraba al mando de su vehículo blanco, transitando por la Avenida San José a la altura del km 6 y medio lado Monday del barrio San Isidro de Ciudad del Este, bajo los efectos de droga y alcohol, pasó por el local de comidas, donde impactó contra la parte trasera de un vehículo Wolkswagen, guiado por Reinaldo Daniel Delgado Gaona quien también circulaba por el mismo sitio, esto agregando que un motociclista también tuvo que esquivarse para evitar ser embestido por González.

De todas formas, el encausado decidió continuar la marcha en zona céntrica, a una velocidad de 89,72 km/h aproximadamente, hasta llegar a la calle Guyra Campana, donde ingresó sobre la vereda, mientras que se desplazaba un grupo familiar y terminó atropellando al niño Francisco Samuel Moreira Benítez de 11 años, quien falleció de manera inmediata.

El rodado conducido por González, finalmente impactó contra la columna del tendido eléctrico de la ANDE, la cual cayó encima del vehículo.

Los exámenes de sangre confirmaron que el conductor se encontraba alcoholizado, mientras que los de toxicología dieron positivo a cocaína.