Despedidos sin razón aparente reclaman pago de haberes

Desde el lunes al mediodía, sin ninguna explicación previa, según la denuncia de los afectados, los propietarios del supermercado Súper 8, ubicado en el km 8 de la avenida Monseñor Rodríguez, desvinculó a 32 trabajadores y hasta el momento no recibieron los pagos correspondientes a la liquidación. El grupo ya recurrió a la Dirección del Trabajo y se prevé la primera audiencia para hoy.

“Estamos en la incertidumbre total, solo nos dijeron que se iba a cerrar el local en forma temporal, porque les aplicaron una multa, por un monto absurdo que deberían pagar, pero luego se contradijeron, porque nos dijeron que los proveedores pasarán por las mercaderías y que a nosotros nos iba a avisar, sin determinar un plazo”, explicó Jonathan Melgarejo, uno de los afectados.

El local está cerrado “por fuerza mayor” desde el lunes y los funcionarios llegaron a cobrar el sueldo del mes de setiembre, hasta recibir la noticia que cerraba sin ninguna explicación convincente. La empresa que estaba en funcionamiento por casi una década pertenece a Mirian Román, aunque todas las documentaciones están a nombre de su hija, Romina Raquel Rodríguez Román, según explicaron los extrabajadores.

Atrasos

De acuerdo con las denuncias de Melgarejo, los trabajadores siempre recibieron los pagos de cada mes con considerable atraso y eso también se replica en el pago del seguro social (IPS) que los propietarios del supermercado no depositaban hace seis meses, pese a los descuentos que mensualmente hacían a los empleados.

“Ya no se hacían facturas a los clientes porque no regularizaron lo del timbrado, estaban así hace tiempo y no pueden decir que no tenían ventas, porque siempre había buena venta; muchos clientes, pero los retrasos siempre fueron con nosotros (funcionarios), proveedores y la parte contable”, añadió Melgarejo.

Audiencia

En la Dirección Regional del Trabajo ya recurrieron los afectados y deben tener la audiencia tripartita este jueves a las 11:00, esperan que la patronal defina día y hora de pago de las indemnizaciones que les corresponde, ya que hay personas que tienen 3, 4, 6 y hasta 8 años o más de antigüedad en la firma y, en todo ese tiempo, sus derechos laborales fueron vulnerados, de acuerdo a la denuncia que hicieron.

El grupo de extrabajadores de Súper 8 está acampado frente al local comercial y no permiten que los proveedores retiren sus mercaderías o se proceda a los pagos pendientes porque consideran que ellos son prioridad, ante que los otros pendientes que tienen los dueños de la firma.

Fuente: Diario La Clave