Dra. Medina dispara: “Ya no atenderemos a nadie en las urgencias”

La doctora Idalia Medina, presidenta de la Asociación de Médicos de Alto Paraná, lamentó la imputación a su colega y a un estudiante de Medicina por el caso de la joven de 20 años que falleció por una presunta negligencia médica en el Hospital Distrital de Presidente Franco.

“Y bueno ya no le atenderemos a nadie en las urgencias”, comenzó escribiendo en su Facebook y arremetió contra del Ministerio Público.

“Qué fácil es imputar cuando no entendés nada del tema y peor todavía te asesoran los Ñembo forenses que nunca en sus p… vidas pisaron un hospital”, dijo, haciendo referencia a la fiscala Analía Rodríguez.

Además, expresó su solidaridad a favor del doctor Francisco Navarro y pidió que el Ministerio de Salud aclare la situación. “Me apena mucho por lo que el colega está pasando es tan injusto. No es Fácil el ejercer la profesión. Si el Ministerio De salud no quiere ver hospitales sin médicos deben rápidamente aclarar esta situación”, puntualizó Medina.

Antecedentes

Barsilisa Milena Amarilla Martínez, de 20 años, falleció en la noche del jueves, 16 de septiembre, tras acudir al Hospital Distrital de Presidente Franco para consultar en Urgencias, aquejada de un dolor de cabeza.

Según sus familiares, en el lugar, la atendieron solamente residentes brasileños, y le indicaron Dipirona; sin embargo, horas más tarde, informaron de su deceso, supuestamente, a causa de una reacción alérgica al mencionado fármaco.

La joven de solo 20 años, acudió al nosocomio franqueño en compañía de su pareja, Robert Daniel Duarte. El hombre comentó que llegaron al área de Urgencias a las 22:00 y no había ningún médico de guardia; no obstante, su novia ingresó a consultar. Al salir del predio, la misma le dijo que solamente la habían atendido estudiantes que hablaban en portugués.

Según explicó Duarte, Barsilisa Milena le manifestó temor porque solo había sido atendida por los que serían residentes brasileños, y le indicaron que debía adquirir dos ampollas de la farmacia, una de Dipirona y la otra de Ketorolac. Luego de adquirir los fármacos, acudieron nuevamente al nosocomio para que le fueran aplicadas las dosis mencionadas y sólo le fue permitida la entrada a la mujer.

Sin embargo, pasados unos 15 minutos aproximadamente, y al no tener respuestas sobre su pareja, Duarte decidió ingresar usando la fuerza, viendo convulsionar a Barsilisa Milena, rodeada por varios personales de blanco. Según el hombre, uno de los residentes hablando en portugués le volvió a solicitar que abandonara la sala, porque su pareja había sufrido un paro por lo que le estaban realizando la reanimación.

Acto seguido, simplemente le informaron sobre el deceso de la mujer, supuestamente por una reacción alérgica a la Dipirona, fármaco que según informaron, Barsilisa Milena siempre había utilizado sin provocarle ningún tipo de efecto.

Imputados

El principal acusado es el doctor Navarro, quien figuraba esa noche como médico de guardia, imputado por homicidio culposo y producción de documentos de contenido falso, mientras que el pasante identificado como Hugo Salvatierra, está imputado por homicidio culposo.