Golpe de la sequía podría extenderse hasta la faena del 2022

Dentro del mercado de la carne se avizora un positivo cierre de año, donde pese a la pandemia, fue la sequía la que golpeó mayormente al sector. Korni Pauls, vicepresidente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), explicó que en el año se vivieron diferentes problemáticas en el rubro nacional, pero destacó que actualmente no hay quejas sobre los precios nacionales e internacionales.

“Desde la industria frigorífica siempre se defendió la libre competencia y en los meses de mayo, junio y julio es normal que el precio de estos commodities bajen, pero este 2020 llegó a un precio históricamente bajo por la llegada de la incertidumbre en lo que respecta a la pandemia del covid y eso generó una sobreoferta de ganado”, relató.

Sobre el punto destacó también que actualmente se mantiene un precio muy positivo de G. 20 mil aproximadamente, cifra que para ser a la carcasa, es histórico.

“Capaz notaron que se terminaron las quejas por parte de los productores por los precio, pero la sequía sigue y los frigoríficos vamos a empezar a sentir e verdadero golpe recién el próximo año y probablemente siga hasta el 2022 porque vamos a tener problemas con las vientres y el fenómeno se verá en la faena local y en las toneladas de exportación”, dijo.

MERCADOS

En el programa Estrategia y Liderazgo, conducido por el analista financiero Horacio Ferraro y el coach ejecutivo Gustavo Picolla, le consultaron también sobre la apertura del mercado de Estados Unidos, a lo que Pauls expresó que ese punto aún está en un “veremos”.

“A EE.UU. se le quiere exportar carne vacuna industrial, porque ellos consumen mucho para su mercado de hamburguesas, pero se hace difícil ya que en la competitividad se presentan mercados grandes como lo es Argentina, Brasil y Uruguay”, acotó.

Es bien sabido que Paraguay envía carne industrial a Rusia y que exportar a Estados Unido no mejoraría el volumen local, sino que al ser un mercado tan exigente, se paga mejor y también da un buen curriculum al país exportador. Pauls explicó que con la llegada del covid, trajo un retroceso en las compra de carne bovinas.

“En el mercado europeo, por ejemplo, se sintió mucho el descenso de compra porque los locales nocturnos restaurantes, hoteles y los eventos en general mermaron de forma muy repentina, incluso hay una caída en la compra de US$ 1.500 toneladas”, afirmó.

MEDIDAS

Varios frigoríficos al principio de la pandemia se vieron afectados por contagios, por ello todos los representantes del sector se reunieron con el Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa) y con el Ministerio de Salud, para crear protocolos más específicos para el rubro.

“Hoy día, luego de trabajar en conjunto con las instituciones correspondientes se creó un protocolo exclusivamente para las industrias cárnicas, tanto es así que los planteles de los frigoríficos han tenido mayores casos de ausencia por dengue que por casos respiratorios”, concluyó.

Fuente: Diario 5 Días