Intendente de Ciudad del Este, condenado por difamación e injuria

El intendente Miguel Prieto Vallejos (YoCreo) fue condenado por los supuestos delitos de difamación e injuria en una querella promovida por el empresario Benigno Villasanti, propietario de la empresa que explotaba la terminal de buses.

La condena contra el intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto Vallejos, se dictó en un juicio oral desarrollado en el Palacio de Justicia de esta capital departamental.

El jefe comunal fue sentenciado a pagar una composición de G. 36 millones al empresario Benigno Villasanti, además de abonar una multa de 180 jornales, equivalente a G. 15.849.180. Es lo que resolvió la jueza Flavia Recalde, presidenta del Tribunal Unipersonal de Sentencia.

Según la jueza Recalde, el intendente Prieto Vallejos incurrió en los delitos de difamación e injuria en perjuicio del honor del empresario Villasanti, dueño de la empresa Ita Paraná SA, que administró la estación de buses por más de tres décadas.

El abogado Cristhian Delvalle, representante de Villasanti, solicitó en su alegato final una pena carcelaria de dos años para Prieto Vallejos y una indemnización de US$ 2,5 millones, mientras que el abogado defensor Derlys Martínez pidió la absolución del jefe comunal.

Según la querella, el intendente Prieto supuestamente dañó el honor y la reputación del empresario Villasanti al calificarlo presuntamente de mafioso. Ambos mantienen varios pleitos judiciales en torno a la gerencia de la terminal de buses, un negocio que mueve casi un millón de dólares al año.

En 2019, el intendente había recuperado la estación de buses del poder de Ita Paraná SA. Alegó incumplimiento de compromisos contractuales.

La jueza Recalde explicó que en el juicio se presentaron varios materiales audiovisuales en los que se observa cuando Prieto Vallejos lanzaba duras críticas contra la empresa y Villasanti. Dijo que se usaron calificativos como “corrupto”, “bandido” y “mafioso”.

Anuncia apelación

El abogado defensor Derlys Martínez anunció que apelará la condena y calificó de arbitraria la sentencia.

Para Martínez, la sentencia deja un precedente peligroso y nefasto. “Ya no se podrá cuestionar a una empresa que presta servicios públicos de forma deficiente”, agregó.

La defensa recalcó que las críticas del jefe comunal estaban dirigidas a la empresa Ita Paraná SA y no de forma personal contra Villasanti.

Fuente: Diario ABC Color