Paraguay ya tiene su primer Cardenal

En una solemne ceremonia en la imponente Basílica de San Pedro, se realizó ayer sábado (27) la celebración en la que sea crean 20 cardenales, entre ellos monseñor Adalberto Martínez Flores, arzobispo metropolitano de Asunción. Desde tempranas horas se vivió un ambiente de fiesta en la Plaza de San Pedro, con peregrinos e invitados especiales que se acercaron para celebrar este gran acontecimiento.

El caso de nuestro país era más aún importante, al ser el primer cardenal paraguayo que forma parte de la Conferencia Episcopal Paraguaya. El territorio de la Santa Sede fue reforzada en cuanto a la seguridad, estrictos controles para el ingreso de los invitados.

Cabe resaltar que la ceremonia no es una misa, tiene su rito propio, con el saludo con la señal de la cruz, la lectura de un texto bíblico y luego el Santo Padre dirige su mensaje. En el mismo pidió a los cardenales encender el fuego del amor de Dios en sus corazones. “Que el espíritu encienda también en nuestros corazones, en las manos y en los pies que nos guíen”, afirmó.

En otro momento, dijo, un cardenal ama a la Iglesia. “Siempre con el mismo fuego espiritual, ya sea tratando de grandes cuestiones como los pequeños, que son grandes ante Dios. Jesús quiere traer fuego, que desciende del cielo. Quiere encenderlo de nuevo en las orillas de nuestras historias diarias. Nos llama por nuestro nombre, nos mira a los ojos y nos pregunta: ¿Puedo contar contigo?”, sentenció.

Durante la ceremonia se le notó al Santo Padre un poco cansando. Permaneció casi todo el tiempo sentado. Ingresó en silla de ruedas y con la ayuda de su séquito se sentó en la silla presidencial. En algunos momentos de la celebración su tono de voz se sentía bastante débil.

En la ocasión, el santo padre colocó primero el solideo y luego el birrete sobre la cabeza del nuevo cardenal y pronunció: “Este birrete es rojo como signo de la dignidad del oficio de cardenal y significa que estás preparado para actuar con fortaleza, hasta el punto de derramar tu sangre, por el crecimiento de la fe cristiana, por la paz y armonía entre el pueblo de Dios, por la libertad y la extensión de la Santa Iglesia Católica Romana”.

Saludo de comitivas

Una vez finalizada la ceremonia, cada cardenal pasó al salón Pablo VI para saludar a las distintas comitivas e invitados especiales. Un poco más de un centenar de paraguayos de distintas partes llegaron para saludar al cardenal Martínez.

El consistorio sigue en su segunda parte mañana lunes (29) y culmina el martes (30) con una celebración eucarística presidida por el Santo Padre a las 17:00. El tema principal de la reunión será, como indicó el Papa, reflexionar sobre la nueva Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium”, que reforma la organización de la Curia, la administración de la Iglesia católica.

Día Histórico

Sin lugar a dudas el 27 de agosto del 2022 queda como un día histórico para la Iglesia paraguaya y toda la feligresía católica, ya que oficialmente el Paraguay tiene a su primer cardenal, monseñor Adalberto Martínez Flores, arzobispo metropolitano. En el orden para ser investido, monseñor Martínez estaba en el lugar 15.

Durante el consistorio ordinario público le fue entregado el título de “San Juan ante la puerta latina”, que es una Iglesia Basílica en Roma, Italia, cerca de la Porta Latina (en la Vía Latina) de la Muralla Aureliana. Siendo las 10:42, hora paraguaya, a monseñor Adalberto se lo vio feliz y sonriente al recibir del papa Francisco el birrete, el solideo y el anillo, signos del cardenalato.

Tras la liturgia de la palabra, la homilía, la profesión de fe y el juramento, cada nuevo cardenal se aproximó hasta el Papa y se arrodilló para recibir el capelo o birrete cardenalicio y la asignación de un título o diaconía.

En la ocasión, el Santo Padre colocó primero el solideo y luego el birrete sobre la cabeza del nuevo cardenal y pronunció: “Este birrete es rojo como signo de la dignidad del oficio de cardenal y significa que estás preparado para actuar con fortaleza, hasta el punto de derramar tu sangre, por el crecimiento de la fe cristiana, por la paz y armonía entre el pueblo de Dios, por la libertad y la extensión de la santa Iglesia católica romana”.

Cabe mencionar que el anillo es un “signo de dignidad, de solicitud pastoral y de más sólida unión con la sede del apóstol san Pedro”.

Consistorio ordinario

La investidura oficial de monseñor Adalberto Martínez se realizó desde 10 minutos antes de las 10:00 de Paraguay, en una ceremonia denominada consistorio ordinario público, que tuvo una duración aproximada de 60 a 80 minutos. Se trató de una celebración litúrgica que tiene una solemnidad parecida a la de la misa, que cuenta con una liturgia propia donde se proclama la palabra de Dios y, posterior a esto, el Santo Padre da un mensaje dirigido a los cardenales.

Paraguayos en Roma expresaron inmensa alegría por investidura del cardenal Adalberto Martínez

Este sábado 27 de agosto se convirtió en un día de mucha emoción para la Iglesia en Paraguay, debido a que fue creado el primer Purpurado de la historia de nuestro país, monseñor Adalberto Martínez Flores. Tras la inmensa alegría, paraguayos que viven en Roma y toda la comitiva que acompañó al primer cardenal paraguayo, siguieron el consistorio público y posteriormente, el saludo al nuevo cardenal.

Compatriotas desde el norte del país, Caazapá, Coronel Oviedo y muchos otros puntos esperaron para saludar al nuevo cardenal en pleno palacio de Roma. En la ocasión, el salón Pablo VI contó con fuerte dispositivo de seguridad, donde llegaron los cardenales para el saludo a sus comitivas. En el lugar, una larga fila estuvo esperando para saludar al monseñor.

Nieves Carrillo, quien está hace 45 años en Roma, es una de las responsables de la pastoral virgen de Caacupé de los paraguayos en Roma. “Para nosotros es un gran don del Señor tener este nuevo cardenal de Paraguay, es un júbilo, una inmensa alegría que estamos viviendo todos los días de esta semana cuando llegó él, incluso antes ya, una emoción grande”, acotó.

Así también, la prima de monseñor, Alda Peralta Martínez, de Coronel Oviedo, estuvo presente y contó su alegría con la noticia. “Nos cayó como una sorpresa tan agradable. Él es siempre la misma persona humilde, sin importar el cargo”, destacó. Igualmente, otra de las compatriotas dijo que es una fiesta de la fe y que están emocionadísimos, hicieron fila desde tempranísimo para acompañar este día histórico para Paraguay.

“El Papa me dijo tuteándome, esto es un homenaje para el Paraguay”

El primer cardenal paraguayo, el monseñor Adalberto Martínez manifestó en una entrevista que durante la ceremonia de la entrega del birrete y el anillo cardenalicio, intercambió unas palabras con el Papa Francisco.

El papa me dijo tuteándome, esto es un homenaje para el Paraguay. No se olviden que la mujer paraguaya es la más gloriosa de América, me volvió a repetir eso que ya había dicho en Caacupé en el 2015 cuando estuvo de visita apostólica en el Paraguay”, expresó.

El nuevo cardenal indicó que el sumo pontífice es como un padre para ellos, ya que con cada cardenal tuvo un intercambio de palabras.

Él (Papa Francisco) quiere una iglesia como siempre fue su espíritu universal de gran catolicidad, con representación de cardenales de varios países y también apunta a países que no tuvieron cardenales anteriormente”, mencionó.

El monseñor Martínez fue nombrado cardenal al igual que otros tres latinoamericanos más, los brasileños Paulo César Costa y Leonardo Ulrich y el colombiano Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

Para el próximo 4 de septiembre a las 10:00 horas en la iglesia San Felipe, ubicada en el Bañado Sur de la capital, se oficiará la primera misa por el primer cardenal paraguayo. La ceremonia es organizada por el padre Pedro Velazco con los feligreses de su comunidad.

Visitó a Benedicto XVI con el papa Francisco y los nuevos cardenales

El Sumo Pontífice y los nuevos cardenales, entre ellos, el Arzobispo de la Santísima Asunción, Adalberto Martínez Flores, visitaron brevemente el Monasterio Mater Ecclesiae.

En el sitio se encontraron con el papa emérito Benedicto XVI quien rezó por ellos y los bendijo, informó este sábado el portal de noticias Vatican News. La visita fue al término del consistorio cardenalicio

Luego del saludo, los nuevos cardenales se trasladaron al Palacio Apostólico o al Aula Pablo VI para las visitas de cortesía.

Durante el histórico consistorio, fueron nombrados 20 nuevos miembros del Colegio Cardenalicio, de los cuales cuatro son latinoamericanos.

El evento se inició a las 16.00 horas de Roma y 10.00 de Paraguay. Este es el octavo Consistorio del Pontificado de Francisco, el primero que se realiza luego de la pandemia del Covid-19.

Podrá participar en un futuro cónclave

El cardenal paraguayo es elegible como Papa y además podrá formar parte de los electores dentro de un futuro cónclave. Desde este sábado, el Vaticano cuenta con 226 miembros del colegio cardenalicio, de los que 132 serán elegibles como Sumo Pontífice y entre los cuales está Adalberto Martínez. El ser cardenal es un título honorífico que designa libremente el Papa.

Previo al consistorio, Martínez recibió la ciudadanía romana, como indica la tradición. No obstante, el nuevo cardenal puede residir fuera de Roma.

Se espera que luego del consistorio, los nuevos cardenales sean trasladados al Aula Pablo VI, donde serán designados en un lugar específico, donde finalmente podrán recibir el saludo de las personas asistentes.

El próximo jueves 1 de setiembre, a las 5:15, Martínez arribará a Paraguay en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi en Luque, Departamento Central, donde se espera que los fieles lo reciban portando pañoletas blancas.

Adalberto Martínez Flores

Adalberto Martínez Flores fue nombrado el pasado 17 de febrero nuevo arzobispo metropolitano para Asunción, la capital paraguaya, transfiriéndolo de la sede de Villarrica del Espíritu Santo y tras la renuncia presentada por el arzobispo Edmundo Valenzuela, quien tiene 77 años.

Nació en Asunción el 8 de julio de 1951. Estudió en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Asunción y la University of Washington (1970-1977), realizó estudios filosóficos y teológicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma (1977-1981).

Fue ordenado sacerdote el 24 de agosto de 1985 y desempeñó el ministerio sacerdotal en la Diócesis de Saint Thomas, Islas Vírgenes (Estados Unidos), desde 1985 a 1994.

El 14 de agosto de 1997 fue nombrado obispo auxiliar de Asunción y el 18 de mayo de 2000 fue nombrado primer obispo de la nueva Diócesis de San Lorenzo; el 19 de febrero de 2007 fue transferido a la diócesis de San Pedro y el 14 de marzo de 2012 lo nombraron ordinario militar del Paraguay.

El 23 de junio de 2018 fue enviado a Villarrica del Espíritu Santo y nombrado como administrador apostólico del Ordinariato Militar del Paraguay y en noviembre de 2018 fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal del Paraguay, misión que le reasignaron en noviembre de 2021 para otro trienio.

Fuente: Diario La Nación/Diario Hoy/Diario Última Hora