Rusia aumenta la presión sobre los medios de comunicación

Las autoridades rusas están reforzando el control sobre la información de los medios de comunicación sobre lo que el Kremlin llama una “operación especial”. Ya estaba prohibido informar sobre el número de muertos y heridos si no era a través de las cifras dadas por el Ministerio de Defensa. Ahora, incluso la prensa local recibe un recordatorio de sus responsabilidades.

Con la corresponsal de RFI en Moscú, Anissa El Jabri, y AFP

Estamos borrando nuestra página web dedicada a los muertos en Ucrania”. Esta mañana, este mensaje apareció en los sitios web de dos periódicos regionales de Rusia. Las páginas que contienen textos que rinden homenaje a los chicos del país, calificados de comprometidos con la patria, son elementos que no deben hacerse públicos, ha alegado el fiscal en repetidas ocasiones. Este es también el punto de vista defendido por Roskomnadzor, el regulador ruso de Internet y telecomunicaciones.

Artículos que contravienen el Código Penal ruso

En otras palabras, como tales, estos artículos ya contravienen el código penal ruso. El pasado mes de marzo, Vladimir Putin hizo promulgar una nueva ley: la difusión “intencionada” de información falsa sobre el ejército puede ser castigada con hasta 15 años de cárcel.

Secreto de Estado

Además, en uno de los casos judiciales relacionados con estos periódicos, el tribunal también señaló que los datos difundidos también están clasificados como “secreto de Estado“. De nuevo, según la legislación rusa -y así era antes del 24 de febrero- su divulgación puede dar lugar a un proceso penal.

Washington acusa a Rusia de intimidar a corresponsales

Estados Unidos acusó el lunes a Rusia de “intimidar” a los corresponsales de medios estadounidenses en Moscú, convocados por la diplomacia rusa que amenazó con represalias ante las sanciones estadounidenses contra la invasión de Ucrania.

El ministerio ruso de Relaciones Exteriores convocó a sus colegas para ‘explicarles las consecuencias de la línea hostil de su gobierno en la esfera mediática‘”, declaró a la prensa el vocero de la diplomacia estadounidense, Ned Price.

Seamos claros, el Kremlin lleva a cabo un verdadero ataque contra la libertad de expresión, el acceso a la información y la verdad“, afirmó, al denunciar un “esfuerzo claro y flagrante para intimidar a periodistas independientes”.

La vocera de la diplomacia rusa, Maria Zakharova, amenazó a finales de mayo con expulsar a medios y periodistas occidentales si la plataforma YouTube bloqueaba sus conferencias semanales, como lo hizo anteriormente. El viernes acusó nuevamente a Washington de “reprimir los medios rusos” en Estados Unidos.

Hacen todo lo posible para hacer imposible el trabajo de los medios rusos (…) Si no normalizan el trabajo de los medios rusos en territorio estadounidense, habrá medidas contundentes” en respuesta, advirtió, al anunciar que los representantes de medios estadounidenses eran “invitados” este lunes al Ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Según Price, Moscú reaccionó de esa manera a la inscripción en la lista negra estadounidense, hace un mes, de tres canales de televisión rusos, Pervy Kanal, Rossiïa-1, y NTV, en el marco de sanciones internacionales contra la invasión de Ucrania.