Shanghái atrapada en un confinamiento estricto

Los 25 millones de personas de la mega urbe china han sido obligados a un aislamiento estricto decretado para luchar contra el covid. En varias zonas se han registrado disturbios y saqueos protagonizados por los habitantes en busca de alimentos.

La política “cero covid” de las autoridades chinas ha tenido un efecto explosivo en la población de Shanghai, confinada desde hace 22 días en virtud de un brote de covid. En esa ciudad de 25 millones de habitantes, se han multiplicado las manifestaciones de exasperación e incluso se han registrado saqueos de centros de suministro de alimentos de emergencia.

Las medidas sanitarias estrictas prohíben cualquier salida al espacio público, salvo para comprar alimentos y solo una vez al día. En Internet y redes sociales han circulado numerosos videos de personas que se quejan por no tener nada que comer, y que critican las operaciones de transporte de personas contaminadas, a veces por la fuerza, hacia centros de aislamiento.

Ante esta situación extrema, la embajada estadounidense en China informó el sábado que va a permitir la partida de su consulado en Shanghái de su personal no esencial “debido a un brote de los casos de covid-19 y al impacto de las restricciones” y criticó las medidas para contener el virus como “arbitrarias“.

En respuesta, Pekín expresó “su descontento y su firme oposición a las acusaciones infundadas por parte de Estados Unidos sobre la política china de control de la epidemia“, según un comunicado difundido por el ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuente: Agencia AFP